viernes, 23 de septiembre de 2011

Libros y emociones


La maternidad irrumpió en mi vida y me complicó bastante mis hábitos de lectora voraz. La mesa de luz ve cómo se van apilando los libros inconclusos o pendientes, sin solución posible.

Pero de a poco, no con la velocidad que llevaba, vuelvo a encontrar tiempo para leer. En estos días, estoy terminando un estudio sobre los cuadernos que usaba Agatha Christie para apuntar las ideas y la planificación de sus tramas, regalo de mi esposo para Navidad (vean el atraso que voy acumulando).

Por un lado, es apasionante meterse en la cabeza de una autora tan genial en su género. Por otro, me plantea un desafío de ingeniería, para ver cómo hago para traerme esos libros a casa, desde mi casa de soltera, sin tener que expulsar a ninguno de los habitantes actuales de la misma, para tenerlos a mano, para próximas relecturas. Sí, ya sé lo que pueden pensar. No me alcanza el tiempo para leer y quiero re leer. Pero es inevitable. Necesito a mis libros cerca, por las dudas...

Por las dudas quiera revivir un determinado momento, o una historia o una sensación que me provocó determinado personaje o determinada historia. Agatha Christie fue una excelente compañera de mi adolescencia, infinitamente más interesante que las historias escritas para esa edad (que no eran tantas como ahora, teniendo que recurrir a los clásicos).

Entre las historias poco convencionales que me emocionaron, comparto algunas: Telón (Agatha Christie); Drácula (Bram Stoker); la ambigua relación entre el Dr. Lecter y Clarice Starling en El silencio de los corderos. Y en cuanto a historias románticas, "El secreto de Chimneys" o "El hombre del traje color castaño" no tienen nada que envidiarle a cualquier historia rosa y además cuentan una historia de misterio que es imposible que no te atrape.

¿Cuál es tu libro favorito de amor? ¿Y de misterio? ¿Con cuál te emocionaste?

viernes, 28 de enero de 2011

Estadísticas