jueves, 31 de diciembre de 2009

un poema del "Maestro" para compartir

Final de año
Jorge Luis Borges


Ni el pormenor simbólico
de reemplazar un tres por un dos
ni esa metáfora baldía
que convoca un lapso que muere y otro que surge
ni el cumplimiento de un proceso astronómico
aturden y socavan
la altiplanicie de esta noche
y nos obligan a esperar
las doce irreparables campanadas.
La causa verdadera
es la sospecha general y borrosa
del enigma del Tiempo;
es el asombro ante el milagro
de que a despecho de infinitos azares
de que a despecho de que somos
las gotas del río de Heráclito,
perdure algo en nosotros:
inmóvil
.

Fervor de Buenos Aires (1923)

http://www.comunidadrussell.com/images/mails/fractal_navidad2.gif



miércoles, 23 de diciembre de 2009

Felices fiestas para todos

Año intenso, año denso, año vivido con todo. un 2009 pleno de vida y de proyectos concretados, ya que Cande hizo su entrada triunfal y se sumó a las brujas, juntas decidimos crear este maravilloso blog que nos permitió conocer gente de otras partes.
Creamos trabajos, vivimos en familia, transitamos sinsabores laborales, compartimos experiencias, leímos y escribimos, siempre juntas! Los encuentros martinos fueron a la vez escape y cable a tierra en esos tiempos dificiles y tambien en momenos de inmensa alegria.
La literatura y la escritura fueron la excusa, la amistad es
lo que verdaderamente importa.
Nuestros mejores deseos de paz, con un corazon abierto para estas fiestas, gracias por compartir con nosotras parte de sus vidas.
¡Y vamos por el 2010!

domingo, 20 de diciembre de 2009

Cambiando la rutina del sábado


Como todos los sábados de este último mes, desde que el médico me mandó a hacer reposo (vida sedentaria, dijo) me levanté a media mañana. Como todos los sábados, desayunamos con Ariel y sin apuro. Como todos los sábados, leímos los mails y el diario en la computadora. Como todos los sábados nos preparábamos para ir a almorzar a casa de mis suegros. Como todos los sábados mi papá se ofreció a llevarnos...
Como ninguno, hasta este sábado, les tuve que decir que no siguieran con los planes de todos los sábados. María Candelaria, con el mismo ímpetu con el que creció en mi panza, no podía esperar dos semanas más para conocernos. Una catarata nos anunció el cambio de rumbo y nos llevó a la guardia del Sanatorio Parque.
Allí un doctor muy amable nos recibió y nos introdujo en una realidad suspendida, donde el tiempo transcurría a otra velocidad y lo único importante era la tranquilidad, para darle a la naturaleza su espacio para abrirse camino.
Abajo el vértigo del mediodía en la ciudad. Arriba, Ariel y yo en la sala de preparto, charlando, lejos por fin de las preocupaciones de los últimos cuatro meses, sin pensar por primera vez en entrevistas, trabajos que no aparecían o que llegaban todos juntos, departamentos, mudanzas, Rosario o Buenos Aires. Afuera, la familia esperando ansiosa a la nueva integrante: abuelos impacientes o tratando de contener las ansiedades, tíos viajando desde Buenos Aires con urgencia o yendo al médico para tener permiso para conocer a la sobrina; adentro sólo los dos, con nuestra hija haciendo su trabajo para salir, por fin solos y en paz, a pesar de la corridas y de no tener todo milimétricamente planeado como es nuestro gusto. Los celulares, con poca batería para no perder la costumbre, actúan como nexo entre los dos mundos.
El goteo va cayendo lentamente, haciendo avanzar el trabajo de parto, pero nuestra hija, escorpiana y temperamental, se resiste a ubicarse para salir.
Cuatro horas después (después nos enteramos que habían pasado cuatro horas, para nosotros había sido un ratito o la vida entera), yo había hecho mi parte, pero ella no quería hacer la suya. ¿Estaba muy cómoda o no tenía lugar? El doctor dijo que no quería correr riesgos, que no tenía sentido seguir esperando, que una cesárea era lo más seguro para las dos. Y partimos al quirófano…
Ariel me saluda y me espera en la habitación (218, para la quiniela, nos dijo la enfermera que nos la asignó). La familia va llegando, para acompañar en la espera. Entré al quirófano a las 17.45 hs.; este cambio de rutina que empezó a las 11.20 hs está por terminar. ¿O empezar?
Me recibe el anestesista, que con un pinchazo borra todas las molestias, al punto que no las recuerdo más. ¿La peridural tiene efecto amnésico? ¿O la amnesia la produce el llanto de mi hija, furiosa porque la sacaron de su único lugar conocido? 18.35 hs marcaba el reloj cuando la escuché llorar por primera vez, cuando la vi pasar de los brazos del médico a los de la neonatóloga, que la revisó adelante mío, me dejó besarla y se la llevó al papá.
Mientras tanto, quedé esperando al camillero más de lo que me hubiera gustado, para reunirme con mi familia, para abrazar a mi hija, para besar a mi esposo, para ver la cara de los nuevos abuelos y tíos.
“Es hermosa tu hija”, me dijo mi mamá. Y todos los que estaban esperándome, esperándola. Mi papá, Mario y Nancy, Sebastián, el padrino, que había podido llegar a tiempo desde Buenos Aires con Mercedes, Mariano. Faltaban Charly e Inés, él, enfermo y ella acompañándolo. Ya llegarían al día siguiente…
No puedo contarles la cara que pusieron cuando conocieron a María Candelaria ni sé cuántas llamadas hizo mi papá por celular, para contarle al mundo que era abuelo. Ni puedo describir la cara de Ariel cuando la puso en mis brazos, para prenderla a la teta y cerrar el círculo. Esa noche no dormimos nada y hablamos mucho, a pesar de los retos de la enfermera (aparentemente no era bueno para mi recuperación). Y disfrutamos de estar juntos y solos los tres, empezando a sentir este cambio definitivo de nuestra rutina.
MBA

jueves, 17 de diciembre de 2009

Nuestros espacios en las fiestas




El estar-comedor ; el estar con los otros

Durante las fiestas es el momento donde la casa se transforma en el legitimo espacio que une a los afectos

Esos días de fiesta, las casas se potencian, el living o el estar/comedor pasa a tener una importancia muy significativa , pasa a ser la niña mimada de la fiesta.

Lo engalanamos con adornos navideños, con flores , a veces se los pinta y se los remoza con anticipación.

Se transforman en espacios pujantes, poderosos , porque aúnan las emociones de quienes alli se reunen , ahuyenta el fantasma de la soledad ,lucha contra el aislamiento bien conocido como el causante de enfermedadades y deterioros progresivos en las personas

En estas fiestas decimos que la casa nos cobija, nos envuelve en mantas y nos abriga.

La palabra cobijar viene del latín y significa “tapar con cualquier abrigo” .

En definitiva cobijarnos también en estas fiestas es una manera de volverse a enlazar con ese sentimiento místico que se produce cuando nos vinculamos desde el corazón con los otros, cuando podemos abrirnos, dejar de míranos como habitualmente se dice : ” el ombligo” y entender que somos un eslabón mas de un mundo mas amplio , de un macro mundo

El estar/ comedor , como espacio que cobija esta ceremonia presencia esta mística y es una de las funciones mas importantes que tiene , nuclear a la familia, a los que queremos, en definitiva a los afectos, ( indispensables para nuestro crecer en este universo)

Los estilos de los estar/ comedor pueden ser diversos, van desde los mas minimalistas despojados de todo elemento a los mas tradicionales, eclécticos o rústicos.

No importa aquí el estilo sino la existencia de un espacio asi , que nuestra casa este abierta a cobijar y a reunir a nuestros afectos.

Y nuestra casa lo estará si nosotros interiormente estamos con el mismo deseo de cobijar y contactarNOS con nuestra gente. Recordemos que lo espacios exteriores no son sino mero reflejos de nuestra interioridad.

Y después de esta mística reflexión, les deseo de todo corazón …

¡¡FELICES FIESTAS!!


Mariana Klein

miércoles, 9 de diciembre de 2009

La novela y el terror.




Este cuento que hoy comparto con ustedes lo escribí hace un año.
El mismo ya ha sido publicado en papel en una Antología de Cuentos en 2009.
Espero lo disfruten..., no teman el final, jajajaja.







"La novela y el terror"


"Esta noche es sólo para mí", pienso.

Todos duermen en casa. El perro no ladra desde hace un rato. La tortuga se acomoda en su rincón preferido del parque. A mis pies está sentado Francisco, un gato gordo y perezoso. En el invierno es un acolchado confortable, en el verano me vienen ganas de pegarle una patada y mandarlo al patio, al living, al mundo. La tranquilidad es plena.

"Bueno, y ahora qué..."


Me siento en ese viejo sillón de color negro, del negro de un miedo derramado. El mismo de siempre. Ese sillón emite un chirrido ensordecedor y tajante cada vez que se desliza. Siempre leo hasta muy pasada la medianoche. Sola. Cuando todo afuera está oscuro, oscurísimo. Y adentro todo huele a penumbra. Mi compañía es el gato. Y en todos esos momentos aparece un ruido con color a terror. El ruido empieza a hacerse sentir. Atraviesa mi piel, sin pedir permiso. Recorre mi cuerpo como si caminara por mis huesos. Me remonta a mi infancia y el correr frenético del viento avasallando todo a su paso, ese tiro disparado al aire, un grito desesperado pidiendo auxilio, los cuentos de ladrones de niños en el campo. El miedo se perpetúa en mi mente. Terror, miedo, pánico. Lo aguardo cada madrugada como el trueno ensordecedor después de la luz. Lo espero dubitativa, insegura, temblando. El sonido aparece cada noche y se presenta profundo, penetrante, insostenible.


Cuando la máscara de pánico desaparece para hacerse realidad salgo de mi escritorio. Enciendo una de las luces, el lugar se ilumina, el ruido corre y se va. Vivo varias veces esa secuencia de ruido-terror-luz. Me esfuerzo de forma inhumana para compenetrarme en mi lectura. Julián sigue durmiendo, los chicos también. Sostengo la novela entre mis manos, no logro entrar en ella, ni entro ni salgo. Me estanco en esa página. Todo me paraliza. Hasta las agujas del reloj parecen cercadas por el maldito. Cierro los ojos, intento discernir de dónde proviene. Cesa unos minutos y retorna. Retorna cargado con todo el terror de siempre. Con furor, con fuerza, con firmeza.

Logra avasallar mi tiempo, mis letras, mi mundo. El terror me tiene rodeada, rodeada a diestra y siniestra. Me inmoviliza. Quiero leer, las hojas se me hacen blancas, no hay renglones ni letras. Todo se enmudece. Oscuridad, silencio.

Cuando el gato se aleja de mí, el ruido llega a su punto culminante. Proviene de la casa, ahora estoy segura. Está ahí, en algún lugar. Me asfixia, me ata a la negrura nocturna. No puedo sostener más esta situación. Resignada intento mi lectura. Ni siquiera puedo distraerme con la mancha de humedad que aparece encima de la biblioteca, formando una figura similar a la de un dragón.


Luego de varios párrafos y dragones frustrados: El misterio. El animal gordo y perezoso está en la cocina, muy despierto. Me acerco y lo veo agazapado, sobre una rata negra, grande. Ese cuerpo y la cola larga me provocan náuseas. Mi susto me paraliza. Emito un grito desgarrador que no logra salir de mi garganta. Enmudezco. Miro. Tiemblo. El gato, cretino y sucio, en lugar de estar atacándola está viviendo con el roedor una situación amorosa.
¡Ese era el ruido!
El gato infame y la puta de la rata.

Agarro lo primero que tengo a mano, un palo de amasar. Intento separar a los animales. No lo logro. Siguen unidos por su amor. Tomo una espumadera medio rota, la sartén sucia de la cena. Con todo esto en mis alborotadas manos pego para todos lados. Tiro todo por el aire. La lucha es en contra de los dos enamorados. La rata trepa por la ventana que está semiabierta en la parte más alta de la cocina. Escapa, escurridiza y rápida. El gato queda desmayado contra el rincón del aparador inglés.

Ahora Francisco vive su vida triste y angustiado. Su amante ya no está.

Logro liberarme del ruido, del espanto, del terror. La novela elegida y la plenitud nocturna son mías para siempre.


GRACIELA BEATRIZ AMALFI.



sábado, 5 de diciembre de 2009

Cuantas veces solemos decir que uno se tiene “que encerrar” en el baño para llorar, gritar o reflexionar “porque ahí se esta realmente solo”







Mito 3



Siempre me pregunte porque se elegía el baño para ello y no la habitación donde dormimos o algún espacio deshabitado de la casa?
Yo también pienso que es el espacio indicado. Pero mi hipotesis es que no es por que ahí se está solo sino por otras implicancias.
Paso a contarles :

El baño actual tiene un uso, y una estética que se ha ido modificando a través del tiempo
Hoy el baño se concibe como un espacio de primera categoría, trabajándolo de manera estéticamente comprometida , que a diferencia de tiempos atrás se lo consideraba espacio de segunda El baño de hoy es un espacio que se utiliza para la reflexión, para spa, para el goce y placer
En este espacio efectivamente nos despojarnos de todos los personajes y mascaras que vamos utilizando en el afuera.
Yo creo que el mito esta errado al pensar que uno solo se puede soltar en ese espacio, esta bien ensayarlo ahí pero de a poco ir actuando como lo hacemos alli en otros ámbitos cotidianos
El baño sirve también como espacio de reflexión porque allí contamos con espejos que nos permiten vernos a nosotros mismos sin filtros . Tal vez ver quien somos realmente aunque esta mirada sea solo externa nos remite tambien a nuestra interioridad .
Es también el lugar donde realizamos nuestras tareas higiénicas, siendo estas muy importantes no solo biológicamente hablando sino tambien desde lo espiritual
Como decia el principito “Es una cuestión de disciplina…” -. “Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.….”
Hacer nuestras limpiezas es hacer conscientes nuestras miserias, falsas creencias y sentimientos tóxicos.
A la luz de lo expuesto , me pregunto :
¿es el baño el lugar que se utiliza porque uno se encuentra realmente solo o porque puedo realizar tareas que tienen que ver con la limpieza externa e interna de uno y me conectan con nuestro verdadero yo ?
¿Cual es el verdadero mito entonces?

M.K

martes, 1 de diciembre de 2009

Mi sonrisa dibujada.

Hoy comparto con ustedes este cuentillo que se me ocurrió escribir un día cualquiera...para un tiempo cualquiera...y para un tiempo dentro de mucho tiempo...




Mi sonrisa dibujada.


Elijo el salón perfecto ubicado en un barrio elegante, a mano de todo. Sobre una calle ancha, transitada, cerca de varias paradas de colectivos. De esa manera evito el pánico de los que temen andar por algunos barrios de la ciudad. Por la inseguridad de hoy, claro está.
El salón tiene varios ambientes, bien distribuidos. En uno de ellos están colocados unos hermosos sillones blancos aterciopelados. Cómodos. Para pasar una noche relajada. Sillones que me hacen acordar a los del living de mi casa con la única diferencia de que los míos son negros.
La gente de mi edad no sentirá el peso de las horas si están cómodamente sentados. Los más jóvenes, podrán ocupar las banquetas o los lugares para sentarse al aire libre.
Hay un jardín repleto de árboles y bien iluminado. Las enredaderas trepan por el infinito de las paredes. Sus vidas no tienen fin, continúan y continúan.
“Estacionamiento exclusivo, seguridad las veinticuatro horas, calidez y atención personalizada”, reza la oferta de la empresa por la que me decido. Acá se dibuja mi primera sonrisa. Me gusta mi elección. Al fin de cuentas me la merezco.
Quiero que todos estén cómodos, mis invitados y los que no lo son, porque siempre cae alguno a “caretear”.
Esta es una fiesta muy especial para mí. Ojalá todos se queden con el mejor recuerdo de esta fiesta.
Los primeros invitados empiezan a llegar. Cada uno viene a saludarme. Los recibo con una sonrisa dibujada, se acercan, me besan y algunos me abrazan.
Hablando de caretear. Ahí viene Julián, mi compañero de trabajo, ese imbancable tampoco se la pierde. Quisiera no saludarlo, pero al acercarse no tengo más que mostrarle mi sonrisa dibujada.
Me imaginé que una de las primeras en llegar sería Consuelo con sus pinturas sobresaliendo a su cara y Anibal, su marido, siempre gordo y mal vestido. Y sí, ahí están los dos entonando sus frases tan vulgares.
En la sala principal se encuentra el mobiliario más importante, el que no puede faltar. Realizado totalmente en madera de cedro natural con hermosos herrajes florentinos. Bordes ondeados y buen tapizado. De buen gusto.
Mis hijos se lo pasan alrededor de mí. Yo sé que llevo en mis huesos algo más de medio siglo, pero no es para que se me pegoteen tanto. Son muchas personas y me están asfixiando. Si pudiera escapar y salir corriendo dejaría tirada en el piso mi sonrisa dibujada.
¡Cuánta gente! De todas las edades.
Y yo sigo con mi sonrisa dibujada. Mi sonrisa parece estar dibujada sobre un mármol de carrara, se enfría a medida que corren con furia las agujas de los relojes. De todos modos estoy bien, radiante.
La fiesta recién empieza. Tenemos para unas cuantas horas. Es mi antojo, lo quiero así.
Quisiera que este agasajo durara una eternidad. Si pudiera amuraría todos los tiempos, todas las cosas y haría un stop en mi mundo de hoy.
La gente entra, sale, se mueve, va al jardín, toma un trago, come un sándwich. Más tarde llegan el café y las masitas finas.
Está entrando Marcela, es mayor que yo pero no se pierde una, quien la ha visto y quien la ve. Ese vestido a rayas con el moño rojo me parece horrible. Nunca tuvo buen gusto para vestirse, menos lo va a tener ahora que ya está algo vieja. Porque ésta siempre miente su edad, pero yo no me la olvido.
Al fin llega Martina mi compañera de secundaria. Bien escotadita que se vino la señora.
Desde mi lugar los puedo ver a todos y a cada uno. Escucho las risotadas de Ismael, siempre tan burdo. Podría ser un poco más caballero, dada la situación.
La música de fondo es tranquila. Preferiría ponerle más movimiento al entorno pero me dicen que no da para este acontecimiento. Tantos hombres y nadie se atreve a invitarme a bailar, tendré que ser yo la primera. Deben esperar que de la voz de largada. Me olvidé de comprar el cotillón. Convengamos que nunca me gustaron mucho las fiestas.
Todo lo adornan con demasiadas de flores. Eso no me gusta, no me interesan demasiado las flores. Esas calas que están en el jarrón pegado a la columna aquella me desagradan. Menos mal que hay unas rosas rojas de ésas que me gustan.
En toda fiesta siempre falla algo. Esto es muy común.
El desfile es mucho, van llegando todos los invitados. Parece que en este sábado a la noche no tienen otra salida más interesante.
Los miro a todos y a cada uno, siempre con mi sonrisa dibujada. Un bosquejo de sonrisa que se pasea por todo el lugar, abraza a algunos y abofetea a otros. Habla, pregunta, se inquieta. Es capaz de sentir a través de la piel los pasos de las agujas del reloj que tengo puesto.
Me estoy aburriendo de mi sonrisa dibujada. Estar así tan en pose para la presentación ante todos, me pone incómoda. Pero no puedo hacer otra cosa. La fiesta ya empezó y debe seguir hasta el final.
Corre un aire fresco que se asoma desde el jardín y me trae el aroma de alguna de esas flores que en cualquier momento me van a hacer estornudar. Mejor no me muevo mucho porque se me va a correr la pintura y tengo que dar una buena imagen. Así todos se irán felices.
Seguro que de más de uno recibiré una crítica o algún comentario nada halagador. La verdad es que no me importa, ya no me importa.
Amanece.
Las tazas de café corren como un río caudaloso hasta el precipicio más cercano.
Esas calas del jarrón parecen estirarse cada vez más para mirar mi cara. No me gustan nada, ni poco, ni mucho.
De repente se colma el lugar.
La fiesta está llegando a su fin.
Ya me acostumbré a mi sitio. Por suerte elegí un tapizado bien mullido con detalles que lo embellecen como es una puntilla elastizada blanca.
Se acercan dos caballeros con traje gris y moño negro. Para aliviar los instantes críticos realizan un moderno procedimiento de sellado que reemplaza a la tradicional soldadura.
Y sigo con mi sonrisa dibujada la que ahora encierran en mi féretro elegido.

GRACIELA-19-11-09

viernes, 27 de noviembre de 2009

El Poeta Buonarroti

Quedé sorprendida gratamente cuando llegó a mis manos una biografía de Miguel Ángel (1475-1564). Les confieso que no me gustan aquellos donde se cuentan con detalle vida y obra del autor pero como el libro tenia imágenes decidí comprarlo. Es un ejemplar usado que conseguí en esas librerías donde el polvo y los años están a la orden del dia y acompañan los títulos y los lomos de todos los volúmenes sin excepción.
Les cuento que hojeando el libro descubrí un aspecto desconocido para mi de este sublime maestro, que es la poesía.

Encontré unos cuántos versos de diversas temáticas. Estos, salvo raras excepciones, se basan en sus propias vivencias. Y sobre ellos es que quiero compartir este post con Ustedes.
Una buena manera de conocer su personalidad, su pensamiento es acudiendo a testimonios personales del artista, tanto como a sus poemas.



Antes de emprender la realización de la Capilla Sixtina(1508-1512) conoce a una bella boloñesa y escribe uno de sus primeros poemas de amor:

De tu florido pelo la esplendente
y áurea guirnalda brilla placentera,
orgullosa en notar que es la primera
que consigue besar tu casta frente

El corsé que de día complaciente
te ciñe, más feliz se considera
si lo abres luego, y cae tu cabellera
por tu rostro y tu cuello suavemente.

Pero acaso se encuentra más a gusto
la cinta que, evitando el oprimente
se ata con gracia a tu nevado busto.

Y el cinturón sencillo y elegante
que dice: ¡siempre así quiero ceñirte!
¿Qué hará entonces el brazo de un amante?



Le es encargado la realización de una estatua de bronce de Julio ll destinada a la basilical de San Petronio en Bolonia. El 2 de febrero de 1508 la estatua fue izada por la fachada de la basilica y colocada sobre la portada. Cuatro años después, la escultura mas bella de Italia fue destruída, al enterarse Miguel Ángel de su destrucción y habiéndole costado muchisimos esfuerzos escribio las dos estrofas de un desconsolado y sombrio soneto:

Al gusto puero y varonil seduce
la obra del escultor cuya hábil mano
en cera, yeso o piedra reproduce
la forma y la expresión de un un cuerpo humano.

Si mas tarde la rompe o la reduce
a polvo el tiempo con furor insano,
dentro del pensamiento otra vez luce
la creación de su genio soberano.


La pintura La Leda(cuadro desaparecido para siempre en 1643) es pura voluptuosidad y se relaciona con La Noche de la tumba de Giuliano. Las poesías de amor, en general fragmentos, compuestas cuando M.A. labraba en mármol la Noche y el Dia aluden experiencias teñidas de erotismo. Los poemas de esta época, La Leda y las esculturas de la Noche y Dia atestiguan la natural inclinación de este genial rtista:

Aquí su gracia me robo inclemente
la paz, el corazón y hasta la vida;
aquí en sus bellos ojos vi escondida
mi esperanza, aquí estuvo complaciente

Encadenado o libre, allí, impotente
rei par llorar, y mi alma herida
de esta piedra alejarse vio enseguida
a quien robome el ser que aun vive ausente.



Cuando la peste invade Florencia en 1528, muere su hemano y seis años mas tarde muere también su padre. En un capitulo escrito en amargas horas de dolor, se libera de los padecimientos escribiendo tristes poemas.
Probablemente en el año 1536, tiempo después de haber abandonado la ciudad de Florencia definitivamente, conoce a Vittoria Colonna y su amistad duro hasta la muerte de ella, el 25 de febrero de 1547. Esta perdida sumió a M.A. en una profunda depresión y jamas se resigno a ella.

Vuelveme el tiempo aquel en que corría
ciego de amor, sin riendas y si freno;
vuelveme el rostro angélico y sereno
que dios colmo de encanto y de alegría.

Vuelveme el vivo andar que acorto hoy dia,
cargado de años y de achaques lleno,
y de fuego y agua escondeme en ele sno,
si quieres que arde y llore todavía.

Y si es verdad, Amor, que solo vives
del llanto amargo y dulce que recibes,
te dará el de este anciano un goce breve.

Ya el alma va a tocar la otra ribera
y el dardo de otro amor herirla debe,
quemandose en mas alta y noble hoguera
.

De este fecundo poeta se han conservado mas de 200 poemas íntegros, entre los que se destacan los dedicados a Vittoria.

Miguel Ángel murió en Roma a los 88 años de edad

domingo, 22 de noviembre de 2009

Que relacion tienen los deseos con nuestros espacios fisicos?
















Principios armónicos aplicados en los espacios y en nuestras vidas


Uno de los principios armónicos a la hora de decorar o ambientar dice que en los espacios, hay que generar centros de destaque o interés. Es decir que por medio de diferentes “elementos” ( color, luz, objetos) lograr que “ ALGO” capte las mirada .

En nuestras vidas sucede lo mismo.

Todos tenemos deseos que nos potencian, que nos nutren, que captan nuestra atención.

Nos potencian porque logran que nos enriquezcamos, en especial cuando están vinculados con lo afectivo, con lo social , con lo vivencial ..

Es vital que en nuestra vida haya “elementos” que sean centros de nuestra atención.

Éstos que a la hora de decorar nuestros espacios nos sirven como centros de destaque, en nuestras vidas son los llamados deseos , que funcionan de igual manera

Por definición el diccionario dice que el deseo es un movimiento afectivo hacia algo que se apetece, entonces aquí es fundamental que esos deseos sean atractivos para nosotros sin importar que resulten para otros.

Es bueno detenerse y preguntarse cuales son, y así marcaremos un rumbo definido de hacia donde quiero llegar para ir desarrollándolos.

Podríamos decir que nuestros deseos son nuestros ejes sobre los que se desarrollara mi camino

Que mi cuerpo vaya donde este mi deseo, Y el deseo hará lo suyo.

Trasladando el principio armónico que he desarrollado y se utiliza en el mundo de la Decoraron de Interiores podríamos decir que en nuestras vidas tenemos que tener claro que “deseos” quiero que sean el centro de atención en mi vida , para dejar que mi “ Ser” se despliegue en toda su potencialidad .

Encontrar nuestros deseos genuinos es la propia búsqueda de cada uno.

Paso seguido hay que destacarlo para que los observemos cotidianamente, así como lo hacemos con los centros de interés que generamos en los espacios que habitamos.

Por ejemplo una planta colocada en el estar con reflectoras que la iluminan logran captar mi atención, focalizar nuestra mirada en nuestros deseos y dejar que el resto, al igual que en los espacios, se organicen armónicamente

Me queda resonando en mi cabeza aquella canción que cantaba Serrat que decía” caminante no hay camino, se hace camino al andar” …

M:K.


viernes, 20 de noviembre de 2009

Notición-Cigüeña.






NOTICIÓN-CIGÜEÑA.






LAS BRUGESS ANUNCIAN LA LLEGADA DE CANDELARIA.



SUS PAPIS: ARIEL Y BEA ( MAMÁ BRUGESS).



NUESTRA BRUJITA CHIQUITA NACIÓ EL SÁBADO 14 DE ESTE MES EN LA CIUDAD DE ROSARIO.



SU FUTURO SE PREDICE COMO EL MEJOR Y MÁS LINDO.YA HA RECIBIDO ALGUNOS REGALOS ALUSIVOS A SU LLEGADA TALES COMO VARIAS ESCOBAS Y UN CANDELERO PEQUEÑO.



ELLA COMO BUENA BRUJitA YA TRAJO ALGUNAS PÓCIMAS SECRETAS.



NUESTROS LECTORES ESTÁN INVITADOS A DEJARLE UN COMENTARIO DE BIENVENIDA.



LA BRUJITA CANDE SE LOS AGRADECERÁ.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Ese mistico mar ...


En mi estadia en Mar del Plata me inspire y quiero compartir este poema con uds.





Vida que corre en las gotas que abandona la ola

Vida en el susurro nocturno de tu ir y venir

Vida en esa inmensidad que me abraza ,

Sentirme transpotada por tus misterios

por tus movimientos ritmicos, pausados

Conectarme con esa paz que el solo mirarte me lo provoca

Y adentrarme en mis ser mas profundo

Que danza al compas de tus movimientos


M.K

nov.09

lunes, 16 de noviembre de 2009

Espacio de cuentos




Espacio de cuentos...




Hoy leeremos un cuento corto y sencillo, al que llamé "La salida semanal".


Nació el 11 de noviembre de este año en mi escritorio.


Esperamos que su lectura sea placentera para cada uno de nuestros visitantes brugess.


Sin más preámbulos, ahí va...




La salida semanal.


Hola, seguro te sorprende esta carta. Bah, en realidad no sé si tenés capacidad para sorprenderte todavía.
Sigo bastante bien allá donde estoy desde hace años. Alguna vez fuiste a visitarme. Si, exactamente una sola vez. “Te hacía mal verme así”, decías. Sabíamos que los compromisos no eran para vos.
Siempre preferiste poner la otra mejilla y no el hombro para consolar. Yo al revés, prefería el hombro a la mejilla. Cuestión de zona del cuerpo será.
Bueno, te cuento que hoy me dejaron salir un rato. Ya hace un tiempo que me dejan dar un paseo sola. Una vez por semana, no más. Pero bueno algo es algo.
No estoy mal allá. Tengo mucha gente alrededor. Algunos hablan solos, o se ríen, o lloran. Yo los miro, y a veces los imito. Hablo sola, me río o lloro.
Al principio fue duro estar ahí.
Lo bueno del lugar es que tiene jardines hermosos llenos de rosas rojas, como las que me gustan. Y muchos ventanales. Mal no me tratan. Tengo comida, una habitación para mí y lo mejor fue que el día que me llevaron no me separaron de mis libros. ¡Cuántos que son! Los conté: doscientos cincuenta y uno.
Seguro te imaginás que los leo y releo mil veces. Y también sigo escribiendo. Para Navidad suelen regalarme alguna novela o unos cuentos, como saben que me gustan.
A veces leo algunos de mis escritos a mis compañeros, creo que
no me entienden, pero igual me aplauden.
Y así es mi vida hoy.
Yo hubiera querido venir antes a dejarte esta carta, pero viste que te digo más arriba que hace poco que me dejan salir.
Y no me pareció muy adecuado venir acá en la primera salida. No porque me faltaran ganas sino porque pueden llegar a pensar que estoy loca. Y no quiero que piensen eso, me da cosa viste. La locura nunca fue mi fuerte. Lo hablamos muchas veces, seguro que te acordás.
Me tengo que ir. Te dejo la carta en un sobre impermeable. El hombre de la librería me dijo que era impermeable y que el papel iba a durar un tiempo sin ajarse o echarse a perder.
Creo que te conté que hubiera venido antes pero es que recién empecé a salir hace unas semanas.
Está linda la lápida con tu nombre en letras doradas y aunque los claveles están marchitos no importa. Seguro que en estos días alguien vendrá a poner unos nuevos. Siempre lo hacen, así dicen.
No te pido que me contestes, no es tu fuerte la escritura. Y además si te pidiera que me escribas ahora, ahí sí que dirían que estoy loca y es capaz que me quitan las salidas semanales.
¿Te dije que me dejan salir una vez por semana desde hace un tiempo?



Graciela Amalfi.

domingo, 15 de noviembre de 2009

MITO 2



Se considera a la cocina como el espacio aglutinante de la familia porque alli es donde se elaboran las comidas …

Este es un mito que corre en el imaginario popular, que en parte esta bien planteado pero no por las razones mencionadas

Si bien la cocina cobro mas importancia que la que tenia en otros tiempos y se la considera espacio de primera categoría , a la hora de diseñarla cuando se la piensa en términos de proyecto , la razón de asignarle mas importancia que en otros tiempos tiene que ver mas con nuestra memoria kinestesica ( es decir aquella que se siente en el cuerpo) que con las tareas que realmente se realizan en ella

Es decir la familia tiende a reunirse en la cocina porque hay una memoria que nos recuerda que alli se descubrieron los primeros sabores de nuestras infantiles papillas.

Me pregunto si hoy en día el nivel de elaboración de las mismas es igual que las que antes. Y la respuesta es un categórico NO

El tiempo de preparación de las comidas se ha minimizado, no obstante mucho de la vida de nuestros hogares transcurre efectivamente en ese ambiente; Microondas, delivery atentan de manera directa contra la elaboración de los mismos

Conclusión: el mito de reunirse en la cocina tiene mas que ver con una memoria primaria, infantil, que todos tenemos y por lo tanto la arrastramos de generación en generación, de recuerdos de abuelos y de abuelos de abuelos…

Eso no minimiza la importancia de este lugar pero tal vez lo bueno sea que nos detengamos a pensar el porque de su importancia y que pensamos respecto de ello.

Y quizás estas reflexiones nos permitan conectarnos también con esa parte nuestra que tiene que ver con lo relacionado a como nos alimentamos, que en definitiva, es una manera mas de entender como nos cuidamos y nos plantamos ante la vida.

Hay quienes dicen, parafraseando a Jean-Paul Sartre (1905-1980) (filosofo muy importante creador de el existencialismo) uno es lo que come

Entonces pensar en el diseño de una cocina no tiene que ser algo mecánico buscado en un catalogo de equipamientos de cocina, sino un momento de repensar como nos cuidamos y nos nutrimos y ahí si nos conectaremos de manera franca con ese espacio

El resto se armara solo.

M.K.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Brujas y Arte - Grabado


Quiero compartir con ustedes algo mas sobre Brujas y Arte, esta vez con la tecnica de grabado, antes les cuento que saque de Wikipedia una breve explicacion de lo que es dicha tecnica:

El 'grabado es el resultado de una técnica de impresión que consiste en transferir una imagen dibujada con instrumentos punzantes, cortantes o mediante procesos químicos en una superficie rígida llamada matriz con la finalidad de alojar tinta en las incisiones, que después se transfiere por presión a otra superficie como papel o tela.

La matriz suele ser de metal, empleándose generalmente planchas de cobre o aluminio pero también se usan otros materiales como madera, piedra o incluso placas acrílicas, y en ella se realiza el dibujo por medio de líneas generalmente, excavadas en la superficie de la plancha. Existen varias técnicas para grabar el dibujo: Linografia Técnica de grabado en la cual se emplea el linóleo como matriz, Xilografia emplea como matriz una superficie de madera,Al buril Es la técnica por la que se construye el dibujo excavando líneas sobre una matriz de metal ayudándose exclusivamente de la herramienta llamada "buril",Punta seca, Aguafuerte, Barniz blando, Aguatinta, Tinta china con azúcar, Mezzo-tinta, Litografía y otras tecnicas

La palabra "grabar" es de etimología alemana "graben" significa cavar. Entró en el castellano por medio del termino francés "graver".


Podemos encontrar entre los grabadistas mas conocidos a Francisco de Goya, Aunque Goya ya había publicado grabados es con Los caprichos que este artista inicia el grabado romántico y contemporáneo con una serie de carácter satírico.Supone la primera realización española de estampas caricaturescas, al modo de los que había en Inglaterra y Francia, pero con una gran calidad en el manejo de las técnicas del aguafuerte y el aguatinta —con toques de buril, bruñidor y punta seca— y una innovadora originalidad temática, pues Los caprichos no se dejan interpretar en un solo sentido al contrario que la estampa satírica convencional. Los Caprichos han influenciado a varias generaciones de artistas de movimientos tan dispares como el Romanticismo francés, el Impresionismo, el Expresionismo alemán o el Surrealismo. Los Caprichos carecen de una estructura organizada y coherente, pero posee importantes núcleos temáticos. Los temas más numerosos son: la superstición en torno a las brujas, que predominan a partir del Capricho 43 y que le sirve para de forma tragicómica expresar sus ideas sobre el mal; la vida y el comportamiento de los frailes.

Capricho n°68: Linda Maestra


Albert Dürer , otro grabadista de renombre, realizo grabados en planchas de cobre y madera. Particularmente "Las Cuatro Brujas" esta realizado en cobre


Hans Baldung, también conocido como Grien o Grün fue un pintor alemán del renacimiento,ilustrador y grabador discípulo de Albrecht Dürer


En 1926 el novelista, abogado e historiador francés Maurice Garçon publicó La vida execrable de Guillemette Babin, bruja un libro en donde se contaba la vida de una celebre bruja del siglo XVI, Guillemette Babin, que fue condenada a la hoguera. Grabados de Bernard Zuber

Witch riding wolf Witch flying Sabbath

martes, 10 de noviembre de 2009

Maternidad - Eligiendo ciudad según el médico

Casi desde que me enteré que estaba embarazada, tuve que aprender a convivir con la incertidumbre. Este aprendizaje no me entusiasma demasiado, ya que necesito tener el control de las cosas pero las decisiones a tomar y las definiciones eran muchas, muy grandes y no dependía sólo de mí. La más grande, por el impacto, fue definir si nuestra hija iba a nacer rosarina o porteña.
Mientras se definía, y, sobreviviendo a varios sobresaltos que no viene al caso mencionar, hice que mi embarazo lo controlaran dos médicos: la ginecóloga que me atendía en Buenos Aires, que también es obstetra y un obstetra de Rosario. Acá comparto las observaciones que pude hacer comparándolos, aclarando que no estoy generalizando, sino sólo relatando mis experiencias:
- ¿es necesario tomar tantos suplementos de vitaminas y minerales? Mientras estuve en Buenos Aires tomé ácido fólico los tres primeros meses y un complejo de vitaminas y minerales hasta que aterricé en Rosario. Ahí, en el segundo control con el médico, lo suspendió, reemplazándolo por una dieta balanceada y equilibrada, para que tanto mi bebé estemos bien alimentadas. Los análisis de laboratorio le dieron la razón, ya que no mostraron carencias de ningún tipo.
- ¿son imprescindibles todos los estudios que te prescriben? Me habían dicho que por mi factor RH negativo tenía que hacerme un estudio por mes y una vacuna. Además, se estila el análisis de azúcar en sangre, que es una pequeña tortura que te insume toda la mañana en el laboratorio. Al mudarme de ciudad, me reemplazaron los 9 pinchazos del RH por uno al principio más una vacuna a los siete meses y me liberaron del análisis de azúcar, ya que los otros análisis de laboratorio dieron bien y no hay antecedentes en mi familia que lo justifiquen.
- ¿es más importante la medicación o la contención? Este es el punto clave de las diferencias. Cuando entraba al consultorio en Buenos Aires, lo primero que hacía era taparme de recetas y órdenes para estudios (crema, vitaminas, pastillas para el calcio y para la presión, por las dudas, ecografías, análisis y completen la lista con lo que se les ocurra). En Rosario, primero charlábamos para distender el ambiente (del clima, del trabajo, de la convivencia con la familia) y después pasábamos a la sección controles y por último recetas, si es que era necesario.
¿Cómo termina la historia? En la última visita a la médica de Buenos Aires, me sentí absolutamente ignorada por ella: eran más importantes su inminente viaje a Nueva York, la paciente que había salido antes que yo del consultorio (modelo publicitaria, con toda la onda y la mitad de mi peso actual) y el cuadro torcido (que tuvo que tratar de enderezar mi esposo). Esto desencadenó un pico de presión en el consultorio y un principio de ataque de nervios en la puerta, justificando mi decisión de cambiar de médico en Buenos Aires o quedarme en Rosario hasta que naciera mi hija.
Afortunadamente, las otras definiciones pendientes, milagrosamente se inclinaron a favor de Rosario y acá estoy, en mis últimas dos semanas de embarazo y atendiéndome con el médico que me hace sentir tranquila y contenida.
Del otro consultorio desaparecí y nadie sintió mi ausencia…

lunes, 9 de noviembre de 2009

Gacetilla talleres del programa barrial del Pirovano

Es muy bueno conocerlo ...

“Cuando soñamos solos… solo es un sueño.
Cuando soñamos con otros es el comienzo de una realidad “


Frente a la crisis, las redes de contención social de los casi 200 talleres del Hospital Pirovano son una oportunidad de recrear el diálogo barrial de “la silla en la vereda”, como vía directa de encuentro con el otro.
Mediante esta gacetilla queremos difundir, a través de ustedes, los talleres de participación libre y gratuita que el Programa brinda.
Para más información consultar la página Web en la que se puede elegir el taller de su interés, o concurrir directamente a las orientaciones.
Desde ya muchas gracias

TALLERES DE FIN DE SEMANA: estos son algunos , en otras gacetilllas les ire informando de otros talleres:
• Taller “Divertimento teatral – Viernes 19.00 hs – Guido Bar
• Piedra libre los que queremos bailar – Sábado 10.00 hs – Club Sin Rumbo
• Quien me quita lo bailado – Sábado 16.00 hs – Club Kimberley
• Alegrata folclórica – Sábado 18.00 hs – Hall de Pediatría
• Dejemos hablar a nuestros miedos – Sábado 14.30 hs – Hall Pediatría
• Basta de pálidas y miedo al futuro - Sábado 16.00 hs – Guido Bar
• Nuestros hijos dicen: “odio a mis padres” – Viernes 20 hs – Hall Servicio Social
• El placer de cantar – Viernes 20.30 hs – Casa Social – Ugarte 2991
• Taller para las “Veladas alegres” - Viernes 22 hs- Hall Pediatría
• Salud y Crecimiento – Sábado 17.15 hs – Hall de Rayos


TALLERES DE ORIENTACION Y PRIMERA VEZ : para consultas sobre talleres
• Lunes 19 hs – Hall de Ginecología
• Miércoles 20 hs – Hall de Protección de la Salud – Sector “C” P.B.
• Viernes 18.30 hs - Hall de Ginecología
• Sábados 10.30 hs – Hall de Ginecología



HOSPITAL PIROVANO
Monroe 3555
www.talleresdel pirovano.com.ar


viernes, 6 de noviembre de 2009

Conociéndolos...




Conociéndolos….


En este espacio de escritores hemos viajado a Japón, regresado a nuestro país para situarnos en Misiones, hicimos pie en España y hoy volvemos a Argentina y nos quedaremos en la ciudad de Concordia, Entre Ríos.

Y en éste, su lugar de nacimiento, se presentará hoy:

ISIDORO BLAISTEN

-Isidoro nos disponemos a escucharte…

- Primero les voy a contar que nací en el año 1933 en mi querida Concordia. Desde niño vine a vivir a Buenos Aires, quedé huérfano cuando sólo tenía diez años de edad.
En mi paso por este mundo me he desempeñado como fotógrafo de plaza, viajante de comercio, librero, corrector, poeta y humilde cuentista.
Empecé a escribir en la revista literaria “El escarabajo de oro”.
Mi obra narrativa comenzó con mi libro de poemas “Sucedió bajo la lluvia” en el año 1965.
El libro más conocido y celebrado fue “Dublín al sur” que consta de doce cuentos.
Me gustó decir que “ A lo mejor escribir no sea más que una de las formas de organizar la locura”.


Este escritor nuestro falleció en Agosto de 2004. Obtuvo numerosos premios literarios.
Su obra puede encuadrarse dentro del realismo costumbrista y también está entroncado con la narrativa inaugurada por Cortázar.

Es un escritor sutil, con gran manejo del lenguaje coloquial pasando por el humor, la ironía y la poesía.

Le gustaba recordar la frase de Nietzsche : “ Di tu palabra y rómpete”.

“La puntualidad es la cortesía de los reyes” es uno de los cuentos consagrados que se encuentra en “Dublín al sur”.
Graciela Amalfi

Estadísticas