sábado, 3 de octubre de 2009

Espacios internos vs. espacios externos


Nunca dejo de sorprenderme cuando alguien me invita a su casa y constato que la idea predeterminada que tenia sobre esa casa pocas veces coincide con lo que realmente es.
Y claro, es muy lógico.
Porque yo creo que así como muchas personas les cuesta entender al cuerpo y la mente como una unidad, es decir el pensar con el sentir, en lo relacionado al espacio pasa lo mismo
Hay que conocerse y conocer el espacio en el que estamos viviendo, tomar conciencia de como es realmente y y pensar acerca de cómo quiero vivirlo
Así como hay preguntas que uno tiene que hacerse en la vida, para enraizarse mas con ella., preguntas tales como: ¿Quién soy? ¿Adónde voy? ¿Con quién?, preguntas básicas que uno tiene que tener mas o menos resueltas para sentirse una persona madura ( y no seguir siendo un individuo infantil)
También hay que preguntarse acerca de cómo es el espacio que quiero vivir?
Indagar sobre las distintas sensaciones que me producen determinados ambientes.
Sentir, sentir y ser conciente de ese sentir.
Tomar esas sensaciones y tratar de reproducirla en mis espacios.
Observar si un ambiente rústico me hace sentir contenido, relajado o por el contrario me da sensación de opresión, o si un ambiente minimalista me hace sentir despojado de emociones, o si tanto despojo me provoca angustia… es decir conectar lo que siento con el espacio que me contiene.
Esas son las sensaciones que hay que tomar conciencia para luego tratar de recrearla en nuestros espacios
Por eso hablamos siempre de que uno genera los espacios de sus casas de la misma manera que genera sus espacios internos.
Haciendo el paralelo sería algo así: cuando atravieso una situación placentera tomo conciencia de ella y trato de generar un espacio interior para que la albergue ( por ejemplo al sentir el placer por leer , tomo conciencia de esa sensación y trato de armar mi espacio interno para poder leer y así contactarme con el placer que me genero. )
Palabras más, palabras menos, los invito a conectarse con las sensaciones y emociones que les producen sus espacios, es decir hacerse conciente de ellos y trabajar sobre eso.

M.K.

2 comentarios:

  1. Muy bueno Marianne. Me pregunto ¿¿qué te habrá generado conocer mi casa???????? Ja. Me lo responderás personalmente. Estas cosas me despiertan curiosidad.Para pensar, reflexionar,y al final actuas no?. Muy buena tu nota. Congratulationes!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Sorry, quise escribir ...y al final actuar...

    ResponderEliminar

Estadísticas